Translate

lunes, 29 de agosto de 2016

El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana abre un expediente sancionador a la Obra Social ‘Activa Vida’ de Vecindario por arrojar enseres y otros residuos en un solar de Castillo del Romeral

  

  

  El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana le ha abierto un expediente sancionador al rastro de ocasión de la Obra Social Activa Vida con sede oficial en Vecindario, por realizar un vertido ilegal de muebles inservibles y otros residuos no clasificados en un solar vacío de Castillo del Romeral.

La Policía Local y el área de Ordenación del Territorio y Políticas Ambientales del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana ya están tramitando la correspondiente denuncia y el expediente sancionador, que contempla para este tipo de infracciones graves una multa que va de los 3.000 a los 30.000 euros y el posible cese temporal, parcial o total de su actividad en este municipio.

Ese arrojo de enseres y otras basuras se realizó en un lateral del recinto destinado al autocompactador de basuras de la Urbanización Monte Castillo, en Castillo del Romeral, y fue registrado fotográficamente el pasado viernes 26 de agosto por agentes del servicio de control y seguimiento de los residuos y limpieza del municipio.

El vertido ilegal de muebles viejos, colchones usados y otros trastos lo realizaron dos miembros del colectivo Activa Vida a plena luz del día, utilizando para su transporte el mismo furgón grande con el que hacen habitualmente la recogida de ropa y todo tipo de artículos y muebles donados por particulares, que luego arreglan y venden en segunda mano en su rastro de ocasión en la Avenida de Canarias, la principal arteria comercial de Vecindario.

El servicio municipal de control de los residuos está recabando información entre los vecinos de Monte Castillo para determinar la frecuencia con la que los operarios del Rastro de Ocasión del colectivo humanitario y social realizan estos vertidos ilegales en Castillo del Romeral.

El concejal del área de Servicios Municipales y Políticas Ambientales, Fernando González Montoro, destaca que “la colaboración de los vecinos es fundamental para tratar de acabar con este tipo de actuaciones incívicas. Cualquier tipo de residuo no clasificado, ya sean muebles, enseres o electrodomésticos debe llevarse al Punto Verde (punto limpio) para su tratamiento y reciclaje”, afirma.


Incremento preocupante

El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana está detectando un “preocupante incremento” de vertidos ilegales de escombros y de todo tipo enseres en el interior de los recintos de los autocompactadores y sus alrededores, que se realizan en horas de la noche y la madrugada para evadir la vigilancia.

También es preocupante la aparición de estos vertidos incontrolados de basuras en los barranquillos y barrancos del municipio. La Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural del Gobierno de Canarias, en colaboración con la Policía Local, están persiguiendo estos delitos medioambientales que pueden ser sancionados con 60.000 euros y hasta dos años de cárcel.

Los depósitos ilegales de escombros también parecen aflorar más durante el verano, coincidiendo con el periodo vacacional. La Policía Local sorprendió el pasado 9 de agosto al propietario de otro furgón vertiendo gran cantidad de material sobrante de una obra casera en la trasera del antiguo Canódromo de Maspalomas. Sólo eran las 10:15 horas de la mañana.

Agenda Deportiva - Del 29 de Agosto al 3 de Septiembre de 2016

Agenda Deportiva - Del 29 de Agosto al 3 de Septiembre de 2016

 

 

Desarticula en Tenerife un grupo especializado en el hurto a clientes de entidades bancarias por el método del “pinchazo”



   




  Agentes de la Policía Nacional han detenido en Santa Cruz de Tenerife a cuatro hombres de entre 20 y 57 años de edad y a una mujer de 48, todos de origen colombiano, como presuntos autores de un delito de hurto. Conformaban un grupo criminal especializado en hurtar a clientes de entidades bancarias por el método del “pinchazo”. Los arrestados introducían cánulas metálicas con la punta afilada en los neumáticos de los vehículos de las víctimas, confeccionadas por ellos mismos, para conseguir así un desinflado lento de la rueda. Por este método llegaron a sustraer 10.000 euros a una de sus víctimas. En dos registros domiciliarios, realizados en Santa Cruz de Tenerife tras los arrestos, se les intervino una amoladora y 30 tubos pequeños metálicos semiabiertos, se recuperaron 3.735 euros del dinero sustraído.

  Las investigaciones se iniciaron tras la denuncia interpuesta por una persona en la que relataba la sustracción de un maletín que contenía 10.000 euros y diversa documentación del interior de su vehículo. Los hechos se desencadenaron tras ser interceptado por otro coche mientras circulaba,  cuyo conductor le indicó que tenía la rueda desinflada. Tras detener el automóvil, pudo comprobar que la rueda trasera se encontraba sin aire y con tubo metálico hueco clavado en la misma.

  En ese momento se paró junto a él otro vehículo del que se apearon dos personas. Una de ellas, una mujer, le preguntó por una dirección, mientras que el hombre se prestó a ayudarle a cambiar la rueda pinchada. Cuando la víctima acudió a cerrar su vehículo, comprobó que el maletín con el dinero que había sacado del banco había desaparecido, momento en el que el hombre que se había ofrecido a ayudarlo abandonó el lugar a la carrera.

Especialistas en “pinchazos”

  Las primeras pesquisas desarrolladas permitieron constatar que los autores de este hecho conformaban un grupo criminal especializado en este tipo de hurtos. Para el desarrollo de su actividad delictiva adoptaban unos roles marcados. Uno de ellos se apostaba en el interior de una sucursal bancaria con la finalidad de localizar un objetivo interesante habida cuenta del reintegro en efectivo que le veía sacar. Seleccionada la víctima la “marcaba” al resto de componentes. 



  Después otra persona del grupo seguía al cliente del banco hasta donde tenía el vehículo estacionado, aprovechando el momento propicio para clavar en el neumático más alejado de donde se encuentra la víctima un tubo metálico al que previamente han sacado punta. Siendo el propósito es desinflado paulatino del mismo.


  Cuando la víctima se percataba de que tenía un problema en el coche, y tras ser advertido por otro miembro del grupo que conduce un vehículo a su lado, entran en juego los últimos actores, que distraen a la víctima hasta que pierde de vista sus pertenencias y se las sustraen, huyendo del lugar.

Detenciones y Registros

  Finalmente las indagaciones permitieron determinar las identidades de los miembros de este grupo y su localización en Santa Cruz de Tenerife, donde fueron arrestados. Tras la práctica de dos registros domiciliarios, se les intervino una amoladora y 30 tubos metálicos acanalados. Objetos definitorios en parte de su modus operandi, ya que dichos tubos, previamente afilados con la amoladora, eran los que clavaban en el neumático. Así mismo se pudieron recuperar 3.735 euros de los 10.000 sustraídos a la víctima.

  La intervención policial fue llevada a cabo por agentes adscritos al Grupo de Delitos Patrimoniales de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Las Palmas, y de Policía Judicial de la Comisaría de Distrito Norte. Contaron con la colaboración de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Santa Cruz de Tenerife.